dimecres, 1 d’octubre de 2014

Llavors que créixen

Bon dia,

Així ho veig a l'ensenyament i a la vida: es recull el què es sembra, i a més  les bones llavors s'han de cultivar, envoltant-les d'un ambient favorable al seu desenvolupament, perquè puguin donar generosament dels seus fruits en un futur.


Gràcies al MFP he conegut un d'aquests bons agricultors, en George Siemens (i per cert, molts d'altres, també en persona!). Un exemple:


La Enseñanza en Redes Sociales y Tecnológicas

Las redes tecnológicas han transformado importantes sectores económicos y de negocio, como la música, la televisión, el sector financiero y productivo. Las redes sociales, impulsadas desde redes tecnológicas, transformaron igualmente la comunicación, las noticias y la interacción entre las personas. La educación está en el eje del cambio social/tecnológico, en primera línea de un dramático cambio transformador. En entradas recientes, argumenté en favor de la necesidad de cambiar el sistema mediante innovación, ahora me gustaría centrarme específicamente en el impacto que ejercen las redes sociales y tecnológicas sobre la enseñanza.

¿Cuál es el papel del maestro?
Obviamente, un maestro/instructor/profesor juega numerosos roles en un aula tradicional: modelo a imitar, animador, apoyo, guía, quien sintetiza. Lo más importante es que el maestro ofrece una narrativa desde la coherencia, referida a una asignatura en particular. Tanto seleccionar un libro de texto, como determinar y secuenciar temas para leer, o planificar actividades de aprendizaje, buscan conseguir coherencia en un área temática. El diseño de la enseñanza (o aprendizaje) se hace mediante un método estructurado con coherencia.

Este modelo funciona bien si podemos centralizar los contenidos (currículum) en los maestros. El modelo se desmorona si distribuimos los contenidos y ampliamos las actividades del maestro para que incluyan aportaciones educativas múltiples y de aprendizaje entre iguales. Sencillamente: las redes sociales y tecnológicas trastocan el rol docente basado en el aula. Las redes diluyen los muros del aula. Los expertos ya no están "ahí fuera" ni "por ahí". Skype trae a quien sea, de donde sea, al interior el aula. Los estudiantes no se ven limitados a interactuar con las ideas de un solo investigador o teórico, sino que el estudiante interactúa directamente con los investigadores a través de Twitter, blogs, Facebook y listas de servicio. La voz aislada del maestro tradicional se fragmenta en las ilimitadas oportunidades de conversación que ofrecen las redes. Si quien aprende controla las herramientas de la conversación, controla asimismo en qué conversaciones decide intervenir.

De manera similar, el contenido del curso se fragmenta. Ahora el libro de texto se amplía con vídeos de YouTube, artículos online, simulaciones, construcciones de Second Life, museos virtuales, marcadores de contenido en Diigo, reflexiones de StumpleUpon, y así sucesivamente.

¿Qué impacto tiene la fragmentación de conversaciones/contenidos?

Los cursos tradicionales ofrecen una visión coherente de una materia. Se da forma a ese punto de vista mediante "resultados de aprendizaje" (u objetivos), resultados que impulsan la selección del contenido y el diseño de las actividades de aprendizaje. De manera ideal, los resultados y el contenido/currículum/instrucción se alinean con la evaluación. Es todo muy lógico: enseñamos lo que decimos que vamos a enseñar, y después evaluamos lo que dijimos que íbamos a enseñar. Este acogedor mundo de resultados-instrucción-evaluación existe sólo en la educación. En todas las demás áreas de la vida, reina la ambigüedad, la incertidumbre y lo desconocido.

La fragmentación de contenidos y conversaciones está a punto de interrumpir este bien ordenado punto de vista acerca de la enseñanza. Los educadores y las universidades comienzan a darse cuenta de que ya no tienen el control que antes (creían) tener.
Sin embargo, para que la educación funcione dentro de la estructura más amplia de los sistemas sociales integrados, aún se requiere disponer de resultados claros. El creciente énfasis en la transparencia de todos los niveles educativos – primaria, secundaria y tras la secundaria – sugiere que el sistema necesita producir resultados concretos, y parece que la fragmentación empujaría en contra de esto.

¿Cómo podemos conseguir resultados claros con medios dispersos? ¿Cómo podemos conseguir objetivos de aprendizaje, cuando el educador ya no puede controlar lo que hacen los estudiantes?
La Madeja de la Educación
En base a los cursos que realizamos junto a Stephen Downes a lo largo de los últimos años – CCK08 y CCK09 –, llegué a ver la enseñanza como una actividad de importancia crítica dentro del clima de información caótica y ambigua que crean las redes. En el futuro, el papel del maestro, del educador, será radicalmente distinto a lo que es normal en este momento. El punto de vista acerca de la enseñanza, los roles del profesor, la alfabetización, acerca de qué es la pericia, el control y la pedagogía, van unidos. Desanudar uno implica desanudar el modelo entero. Y sugiero precisamente esto. En este breve artículo, me centraré en un aspecto específico de la madeja educativa: el papel del maestro.

Si la coherencia y la lucidez son claves para comprender nuestro mundo, ¿cómo enseñan los educadores en las redes? En lo que respecta a los educadores, el control viene sustituido por la influencia. En lugar de controlar una clase, el maestro ahora influye sobre, o da forma a una red.

El maestro juega los siguientes papeles en entornos de aprendizaje en red:

1. Amplifica 2. Es curador / quien se hace cargo 3. Abre caminos, da sentido en la sociedad 4. Agrega 5. Filtra 6. Modela 7. Tiene una presencia constante / duradera.

Amplificar
Los medios sociales como Twitter son ejemplos de cómo puede cambiar el papel de los maestros. Twitter provee una opción a los usuarios, llamada re-tweet (RT). Esto es básicamente amplificación. Si una twitterer envía un enlace a un artículo en el "NY Times", quizá a sus seguidores les parezca un artículo útil, y respondan re-twiteando el artículo. Cada RT amplifica el mensaje. Unos pocos usuarios de Twitter, digamos con 20 seguidores cada uno, pueden difundir rápidamente un mensaje a cientos de personas. Cada RT amplifica el mensaje, del mismo modo que un amplificador electrónico aumenta la amplitud de los transmisores de audio o vídeo.

En las redes, los maestros son un nodo entre muchos, pero los estudiantes tienden a ser selectivos en cuanto a qué nodos siguen, y a cuáles escuchan. Los más probable es que el maestro sea uno de los nodos más importantes en la red de un estudiante. Los pensamientos, ideas o mensajes que el maestro amplifica tienen altas probabilidades de ser leídos por los participantes de un curso. Las acciones del maestro dan forma a la red de infomación, llamado la atencion sobre señales (elementos de contenido) de especial importancia en un área temática dada.

Hacerse cargo

Hace algunos años, inicié la enseñanza con curador (presentación de 10 minutos):
Hay un experto (el curador, quien se hace cargo) en los artefactos que se exhiben, en los recursos que se revisan en clase, en los conceptos que se discuten. Pero está tras la escena, ofreciendo interpretación, dirección, provocación y sí, incluso guía. Un maestro curador admite que los estudiantes son autónomos, y aún así entiende la fustración que resulta de explorar territorios desconocidos sin tener un mapa. El curador es un estudiante avanzado. En lugar de proveer conocimiento, crea espacios en los que el conocimiento puede crearse, explorarse y conectarse. Los curadores son expertos en su campo, pero no siguen las estructuras tradicionales de maestro-en-clase que-centra-el-poder. Un curador equilibria la libertad de los individuos que aprenden y una cuidadosa interpretación del asunto que se explora.

Aunque "curador" carga con una imagen de museos polvorientos, es una metáfora apropiada para la enseñanza y el aprendizaje. El curador, en un contexto de aprendizaje, dispone los elementos claves de un tema, de forma que los estudiantes "se topen" con ellos a lo largo del curso. En lugar de afirmar directamente "debéis saber esto", el curador incluye conceptos clave del curso en su diálogo con los estudiantes, en sus comentarios en blog posts, en sus debates dentro de la clase, y en sus reflexiones personales. A medida que aumentan las propias redes de comprensión de los estudiantes, los encuentros repetidos con artefactos conceptuales ofrecidos por el maestro comienzan a resonar.

En el CCK08/09, Stephen y yo creamos un boletín diario, donde dábamos a conocer discusiones, conceptos y recursos que considerábamos importantes. A medida que avanzaba el curso, muchos estudiantes afirmaron que les parecía un recurso valioso, en torno al que se podía clasificar lo demás. Se criticaron nuestras actividades de curadores, diciendo que únicamente seleccionábamos recursos que apoyaran nuestros puntos de vista. Esto no era así, prestábamos atención a puntos de vista tanto de partidarios como de críticos. De todos modos, el Diario no era la única fuente de información para los estudiantes de la clase; en el Diario incluíamos también blog posts y posts de twitter. Hablaremos más de ello al hablar de la inclusión.

Abrir caminos y dar sentido en la sociedad

¿Cómo entienden los individuos las informaciones complejas? ¿Cómo encuentran su camino dentro de una gama de ideas confusas y contradictorias? Para hablar de esto, me refiero al concepto de Darken de abrir caminos. La obra de Darken se basa en grandes mundos virtuales, pero creo que se traslada bien a los retos con que nos enfrentamos para dar sentido a informaciones fragmentadas. Cuando comencé a aprender acerca de Internet (antes de la web), me sentía como si hubiera entrado en un reino paralelo, con sus propias normas de comportamiento y conducta. Los boletines de noticias y los chat eran una mezcla desafiante de protocolos sociales de navegación, junto a habilidades técnicas que se estaban en desarrollo.

Al comprometerme con estos espacios de conversación, y conectar de manera vacilante con otros, fui capaz de encontrar un débil punto de apoyo en el término medio. Tras un tiempo, podía navegar en el espacio casi sin esfuerzo. Cuando aparecía una tecnología nueva, como los blogs, mi conocimiento previo me permitía reconocer sus usos potenciales. Con un poco de experiencia en html, ftp y alojamiento de webs, fui capaz de usar el servicio Blogger de Pyra para subir mi propio dominio. Encontré mi camino por prueba y error.

Las webs sociales de hoy día no son distintas: encontramos el camino gracias a la exploración activa. Los diseñadores pueden ayudar a abrir caminos mediante diseños consistentes y herramientas funcionales pero, en último término, es responsabilidad del individuo hacer click / equivocarse / restaurar y continuar.

Afortunadamente, la experiencia de abrir camino viene aumentada en la actualidad por los sistemas sociales. Las estructuras sociales son filtros. A medida que el estudiante crece (y poda) sus redes personales, desarrolla medios efectivos para filtrar la abundancia. En ese caso, la red se convierte en un agente cognitivo, que ayuda al estudiante a dar sentido a áreas temáticas complejas. No confía sólo en sus propias lecturas y exploraciones de recursos, sino que permite que su red social filtre recursos y atraiga su atención hacia las cuestiones importantes. Para que estas redes funcionen de manera efectiva, los estudiantes deben ser conscientes de que es necesaria la diversidad, y deben incluir nodos que ofrezcan perspectivas críticas o contrarias en todas las áreas temáticas. Dar sentido a un entorno complejo es un proceso social.

Englobar
La agregación siempre ha tenido mucho potencial, pero se desarrolló relativamente poco en la última década. No estoy seguro de por qué es esto. Quizá el RSS era demasiado efectivo, quizá necesitamos pasar más tiempo en entornos con información abundante antes de poder englobar para dar sentido a un paisaje. Pageflakes, iGoogle y Netvibes innovan permanentemente en este ámbito de englobar.

Durante el CCK08/09, utilizamos diversas técnicas para reunir contenidos y conversaciones fragmentados: las alertas Google, Pageflakes y grsshopper. El Diario incluía una lista de blog posts marcados como CCK08/09, y los tweets con el tag del curso, pero todos ellos siguen siendo rudimentarios. Techmeme da una opción un poco más sofisticada para agrupar temas amplios. A lo largo de los últimos siete años, he tenido la esperanza de que la visualización (por ejemplo, los ManyEyes de IBM) sería la solución. Después de todo, ¿por qué hacer el pesado trabajo cognitivo, cuando la tecnología es perfecta para analizar y generar patrones?

Lamentablemente, la visualización sigue limitándose a lo que nosotros introducimos. Me gustaría tener un sistema de aprendizaje que funcione en línea con RescueTime, monitorizando activamente lo que hago y ofreciendo sugerencias de otras cosas que debería (o podría) hacer. O bien un sistema que conozca mis intercambios por correo electrónico de los últimos años, y pueda ofrecer información relevante basada en el desarrollo de mi forma de pensar y mi trabajo.

Con el alza de los medios sociales, y la atención que prestan las organizaciones a cómo se muestra su marca, los servicios de monitorización como Viral Heat son prometedores. Imaginad un curso en el que conversaciones y contenidos fragmentados se analicen (monitoricen) con un servicio parecido. En lugar de crear una estructura del curso por adelantado, antes de llegar los estudiantes (este es el modelo actual), las estructuras del curso emergen a través de numerosas interacciones fragmentadas. La "inteligencia" se aplica cuando comienza a haber contenidos e interacciones, no antes. Esto es básicamente lo que hizo Google por la web: en lugar de recursos plenamente descritos y meta-descritos en una base de datos, organizados por áreas temáticas (como Yahoo en ese momento), se aplicó la inteligencia al punto de búsqueda. La agregación debe hacer lo mismo: revelar la estructura de contenido y conversación del curso a medida que éste se desarrolla, no definirla por anticipado.

Filtrar

Filtrar recursos es un importante papel del educador pero, tal como se comentó anteriormente, los filtros efectivos se consiguen combinando el abrir caminos, el dar sentido social y el agregar. Esto no quita que siga siendo importante el conocimiento experto. Con frecuencia, los educadores tienen años o décadas de experiencia en un campo, por lo que están familiarizados con muchos de los conceptos, obstáculos, confusiones y distracciones que encontrarán los estudiantes. Tiene que quedar claro que el educador es un importante agente en el aprendizaje en red, pero en lugar de ser el único filtro de información, o el que predomina, ahora comparte su tarea con otros métodos e individuos.

Filtrar puede hacerse de manera explícita, como seleccionar lecturas referidas a temas del curso, o de manera menos visible, como escribir blog posts que resumen un tema. El aprendizaje es un proceso eliminativo. Determinando lo que no es de esto, el estudiante desarrolla y centra su comprensión de un tema. El maestro ayuda en el proceso, ofreciendo un flujo de información filtrada. El estudiante se enfrenta entonces a tener que seleccionar matices en base a las múltiples corrientes de información que le llegan. El filtro único del maestro se transformó en numerosas corrientes de información, cada una filtrada según perspectivas y visiones del mundo diferentes.

Modelar

Durante el CCK08/09, Stephen hizo una afirmación en sintonía con muchos centros de aprendizaje, con la modelización como práctica de enseñanza: "Enseñar es modelar y mostrar. Aprender es practicar y reflexionar" (Que recuerde, la primera vez que lo dijo fue durante el OCC de 2007). El modelar enraíza el aprendizaje. Aprender es un proceso multifacético, que engloba dimensiones cognitivas, sociales y emocionales. De manera similar, el conocimiento es multifacético, e incluye dimensiones declarativas, de procedimiento y académicas.

No es razonable esperar que en un entorno de clase se capte toda la riqueza de estas dimensiones. Los modelos que enseñan a aprender son de los más efectivos para dar respuestas a todos los niveles de aprendizaje. El aprendizaje es algo más que aspectos cognitivos y conocimiento (que se debe saber), también va dirigido al proceso de convertirse en carpintero, fontanero o médico.

Lo que no se pueda comunicar o hacer entender sólo con actividades de lectura y aprendizaje, el maestro puede abordarlo con modelización.

Presencia duradera

Un educador necesita una existencia online, un lugar donde se exprese y le descubran: un blog, perfiles en servicios de redes sociales, Twitter, o (más bien) una combinación de múltiples servicios. ¿Qué hacéis al conocer a alguien? Lo más probable es que lo busquéis en Google. Hace poco me mudé al estado de Alberta, y utilicé Google para tener una impresión de quiénes eran los maestros de mis hijos, las redes sociales que había en Edmonton, colegas del trabajo, encuentros, democamps, etc.
Sin una identidad online, no podéis conectar con otros, conocer ni ser conocidos. No creo que exagere la importancia de tener una identidad para participar en las redes. Enseñar bien en las redes, tejer una narrativa coherente a los estudiantes, requiere un lugar en que se apoye la presencia.

A medida que avanza el curso, el maestro da comentarios resumidos, sintetiza las discusiones, ofrece perspectivas críticas y dirige a los estudiantes hacia recursos con los que quizá no se encontraron antes. En el CCK08/09, usábamos El Diario, el blog conectivista, elearnspace, OLDaily, Twitter, Facebook, Ning, Second Life, y numerosas herramientas adicionales para conectar con los estudiantes. La presencia duradera en la red de aprendizaje es necesaria para que el maestro amplíe, cuide, agregue y filtre contenidos, así como para modelar pensamiento crítico y atributos cognitivos que reflejen las necesidades de una asignatura concreta.

Seguimos al principio…

Con frecuencia me sorprendo al oír que es el cumpleaños de una compañía web: los seis años de Facebook, los cinco años de Youtube. Parece como si estas herramientas hubieran estado ahí hace mucho más tiempo. La enseñanza y el aprendizaje en redes sociales y tecnológicas también es sorprendente, es difícil imaginar que muchas de las herramientas que usamos tienen menos de una década (aunque los métodos para aprender en red no son nuevos: la gente siempre aprendió en redes sociales).

Aún estamos al inicio de muchas de esas tendencias. Quedan muchas cuestiones por responder en relación a la privacidad, la ética en las redes, y la evaluación. Mi punto de vista es que el cambio en la educación tiene que ser sistémico y profundo. La educación tiene que ver con el contenido y las conversaciones. Las herramientas para controlar contenido y conversaciones han pasado del educador al estudiante. Nos hace falta un sistema que responda a esta realidad.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada